domingo, 12 de septiembre de 2010

José María Rojas


José María Rojas Espaillat nació en Caracas el 01.09.1828
 y murió en París el 29.10.1907. Abogado, escritor y diplomático venezolano, conocido también como el marqués de Rojas. Estudia en el Colegio Independencia de Caracas junto a Antonio Guzmán Blanco, con quién establece lazos de amistad. En 1852 se gradúa de Abogado en la Universidad Central de Venezuela. Rojas ayudó a financiar la conspiración de José Tadeo Monagas contra la presidencia de la República del General Julián Castro (marzo 1858). Cónsul de Chile en Venezuela en los primeros años de la década de 1860, declinó el ofrecimiento que se le hizo de desempeñar la Cartera de Hacienda (1862). En 1863, acompañó a Antonio Guzmán Blanco en su misión a Europa con el fin de negociar el empréstito de 1.500.000 libras esterlinas conocido como el Empréstito de la Federación. En mayo de 1873, fue enviado por Guzmán Blanco a España como ministro plenipotenciario de Venezuela, ocupando luego igual cargo en París en 1874 y en La Haya en 1875. Desde 1876 hasta 1883, salvo en el interregno del gobierno del presidente Francisco Linares Alcántara (1877-1878), sirvió como ministro plenipotenciario y agente fiscal de Venezuela en Londres. En 1881, el papa León XIII le concedió el, título pontificio de Marqués. Miembro fundador de la Academia Venezolana de la Lengua en 1883, Rojas criticó desde Europa el discutido discurso oficial que pronunció Guzmán Blanco en la sesión inaugural de la Academia. Al mismo tiempo, Rojas publicó un libro sobre Simón Bolívar en el que planteaba la necesidad de que Antonio Leocadio Guzmán aclarase la misión cumplida en 1826 en el Perú ante el Libertador. La polémica suscitada por las críticas de Rojas al discurso de Guzmán Blanco, así como por las insinuaciones de su libro sobre Bolívar, causaron la ruptura de su amistad con el Ilustre Americano. Tras renunciar a todos sus cargos diplomáticos, Rojas permaneció en Europa, residenciado en París, donde le dedicó los últimos años de su vida a actividades culturales. Por un tiempo su casa en París se convirtió en el centro de reunión de intelectuales.

Abajo sigue una carta que José María Rojas escribió a Don Rafael Herrera Vegas. Esta carta fechada el 1ro de Mayo de 1880, antes que Rojas termine su relación con Guzmán Blanco. Y esto demuestra la caballerosidad de Don Rafael. Evidentemente si esta carta quedó en su archivo, es por que ha recibido a los hijos del Marqués Rojas, una persona que a ese momento mantenía una estrecha relación con Guzmán Blanco. Podemos también apreciar en dicha misiva lo que era Argentina a fines del siglo XIX y cómo la veían desde Europa comparada a los demás países de América.

Légation des Etats Unis de Vénézuela
37 Rue de la Bienfaisance
Paris, Mayo 1º de 1880

Señor Doctor Rafael Herrera
Buenos Ayres

Mi querido Rafael,
Esta carta te será entregada por mis tres hijos, José Ma, Leopoldo y Teófilo que ván á ese país por consejo mio, en busca de una situación comercial. Los he educado aquí en Europa durante ocho años: han hecho sus estudios comerciales en Londres y poseen cuatro idiomas.
No los envío á Venezuela por que tienen el pecado original de haber nacido allí. Se ahogarían en las olas de la política y de las torpes pasiones de nuestro desgraciado país.
Los envío á Buenos Ayres por que me parece el único lugar de la América Española que tiene condiciones intrínsecas para salvarse de la anarquía y del desorden que aflije á los demás pueblos de ese continente.
Haz por mis muchachos todo lo que puedas para que puedan colocarse en ese comercio y sobre todo cuídalos en sus enfermedades y aconséjalos, con tu gran experiencia de ese país. Ya sé que tienes una posición muy notable, y me cabe la satisfacción de habértela predicho en Carácas en aquellos tristes días de 71.
Había pensado escribir á Zárraga con el mismo objeto y para dárle el pésame de la muerte de la Señora su madre, pero me han dicho que con este motivo se ha marchado á Caracas temporalmente.
Escusado me parece decirte que te agradeceré infinito cuanto hagas por mis hijos y con cariñosos saludos para los tuyos, que deben estar ya muy grandes, me repito tu affo amigo
J.M. de Rojas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada